¿Cómo convertir tu oficina en un espacio con certificación WELL?

Marzo 2017 | Actualidad

Actiu abre un nuevo showroom en Valencia en colaboración con la consultora CBRE e inaugura sus instalaciones en una jornada formativa sobre LEED y la nueva certificación WELL.

El nuevo showroom de Actiu en la ciudad de Valencia ya está disponible para todo el que quiera conocer la manera de entender el equipamiento de oficinas y espacios de contract en la Capital del Turia, gracias a su colaboración con la consultora CBRE.

La jornada de inauguración, celebrada el pasado jueves 9 de marzo y centrada en las certificaciones LEED y WELL, contó con la participación de distintos expertos que detallaron su experiencia en la consecución de estos certificados.

Actiu. La primera industria europea LEED que busca la certificación WELL

Actiu consiguió en 2011 convertirse en todo un referente industrial en arquitectura sostenible y respeto al medioambiente en Europa. Su Parque Tecnológico, ubicado en Castalla, fue certificado con este reconocimiento por su gestión eficiente de los recursos. “Para nosotros ser LEED no es un certificado, es un reconocimiento a una forma de pensar, de entender la empresa y su impacto en la naturaleza”, ha explicado Soledad Berbegal, directora de comunicación estratégica de Actiu. “Ahora, vamos a dar un paso más. Queremos ser una empresa bajo los criterios WELL, que mira en todo momento por el bienestar de sus trabajadores. Solo de esta manera seremos capaces de exportar nuestra filosofía `Cool Working´con pleno conocimiento práctico”, concluyó. 

¿Qué es la certificación WELL?
Si el certificado LEED valora el exterior de los inmuebles -su ahorro de consumo energético, la sostenibilidad del edificio, etc- el WELL valora su interior. “WELL analiza todas las variables que afectan directamente al bienestar físico y psicológico de las personas en el interior de las oficinas y valora si la empresa presta los medios suficientes para ello”, explicaba Patricia Fuertes, arquitecta y especialista en Sostenibilidad de CBRE. 

“El 90% de los gastos de una empresa derivan directamente en sus empleados. Invertir en su salud y bienestar es hacerlo en ellos, en su productividad y eficiencia. Y por supuesto, en la propia empresa”. Patricia Fuertes.

La certificación WELL es muy importante actualmente, pero lo será aún más en diez años, cuando se convierta en una verdadera arma de retención de talento y el 80% de los trabajadores sean Millennials, es decir, nacidos entre los años 80 y los años 2000. “Son nativos digitales, tecnológicos y llegan dispuestos a trabajar de otra manera, con soluciones acorde a sus necesidades. Necesitamos crear oficinas a su medida, con espacios abiertos donde puedan instalarse de manera libre, que promuevan la comunicación y el intercambio de conocimiento. Oficinas que les motiven y les hagan pensar ´me estimula trabajar aquí porque lo han diseñado para mí´ y por ello quieran permanecer en ellas”, explicaba Mario Núñez, director de Building Consultancy Oficinas Regionales de CBRE.

Para Soledad Berbegal, pensar en aplicar la certificación WELL en su empresa no pasa sólo por las oficinas, sino que se extiende a todos los departamentos: “Debemos estudiar nuestra propia empresa para profesionalizarla y buscar la productividad en todos los niveles, desde la producción, el embalaje, la logística o el montaje. No queremos ser WELL sólo en las oficinas”, explicaba la directora de comunicación estratégica de Actiu.

“‘Cool Working’ es la herramienta que hemos implementado para diseñar, a partir del mueble, espacios que dan respuesta a una mejor organización empresarial y donde, gracias al bienestar de los empleados, se promueve la eficiencia y productividad”. Soledad Berbegal

La certificación WELL, poco implantada por el momento en España, tiene en cuenta todas aquellas cuestiones que afectan directamente al bienestar de los trabajadores. “Índices como la pureza del aire en las oficinas, si la empresa dispone de comida saludable para sus empleados, si integra la actividad  deportiva en su día a día o sus oficinas cuentan con puestos de trabajo activos que permitan a sus empleados combinar horas de trabajo sentados o de pie, son algunas de las condiciones que se incluyen en el WELL”, explicaba Patricia Fuertes.

Siempre mirando fuera de nuestras fronteras y con ejemplos de algunas de las empresas más punteras del mundo en mente, finalmente, obtener una certificación WELL pasa, como bien comentaba Mario Núñez, por “crear espacios donde la gente se sienta como en su casa”. Y en ese cambio, no olvidar ningún detalle, como pueda ser por ejemplo el atrezzo. “Llevar los diseños hasta el final incluye también cuidar los pequeños detalles y hacer un proyecto 100% a medida”, concluía. 

“No podemos olvidar el papel de la tecnología en las oficinas actuales. Hemos de implementarla en todas las áreas, para ayudarnos en nuestro día a día de manera natural”. Mario Núñez

En general fue una jornada en la que todos los actores implicados dieron buena cuenta de los beneficios de diseñar entornos de trabajo que miren por sus trabajadores, que promuevan su comunicación, su colaboración y su bienestar. Entornos que abogan por contribuir a su progreso diario como garantía de fidelidad y compromiso.

Como se puso de manifiesto en las distintas intervenciones, el mobiliario tiene mucho que decir al respecto, con influencia directa en la motivación, rendimiento y salud de las personas, tanto en la calidad del entorno para propiciar un buen trabajo como en la satisfacción de los empleados.

Este nuevo showroom, equipado al completo con las últimas soluciones de mobiliario de la firma alicantina, sirve de punto de encuentro para profesionales y público final. El evento acabó en la azotea del edificio con un aperitivo previo a las mascletà, un evento característico que se celebra en la ciudad de Valencia durante la semana fallera.

¿Más información?

Recibe en tu email toda la actualidad, eventos, novedades, ofertas, concursos, premios, diseñadores,...

Mientras tanto en Actiu.com...