Cool Working 2.0: cómo adaptar los espacios de trabajo ante el covid-19 1/2

Cool Working 2.0: cómo adaptar los espacios de trabajo ante el covid-19 1/2

Junio 2020 | Actualidad

La crisis sanitaria provocada por el covid-19 ha dejado huella en la forma de relacionarnos, de socializar y de trabajar. Ahora toca acostumbrarse a que el contacto con los compañeros sea solo visual y a una distancia segura, pero eso no tiene por qué significar que no se pueda seguir trabajando en equipo, compartiendo espacios inspiradores y soñar en compañía.

La filosofía Cool Working by Actiu llegó a los centros de trabajo para quedarse, pero está claro que deberá adaptarse a la nueva situación. Está demostrado que un modelo de trabajo basado en la colaboración aumenta la productividad de los equipos, frente a las jerarquías de los antiguos modelos organizativos, pero ¿cómo mantener la colaboración, la interacción, en un tiempo en que la primera medida de seguridad personal es el distanciamiento?

Cool Working define cinco tipos de espacios en el entorno laboral: concentración, colaboración, socialización, aprendizaje y privacidad. En esta ‘nueva normalidad’, la representación y equipamiento de estos espacios dependerá del análisis de los objetivos corporativos, de la cultura de la empresa o del tipo de interacciones que fomenten la productividad pero también de otros aspectos para garantizar la seguridad como la densidad o distancia, entre otros.

En cualquier caso, habrá que contar con un diseño capaz de evolucionar con las personas y las necesidades del negocio en cada momento. Para ello Actiu ha editado la guíaCómo adaptar un espacio de trabajo ante el COVID-19 con toda una serie de recomendaciones prácticas para ayudar a recuperar la nueva normalidad garantizando la salud de las plantillas.

En lo relativo a los espacios de concentración, es decir, el puesto operativo o workstation, éste es el entorno que más cambios va a experimentar dentro de las oficinas. Dicho de otro modo, es en los puestos individuales donde más se van a poder apreciar los cambios de uso, equipamiento y la adaptación a nuevas metodologías de trabajo, especialmente al uso de la tecnología.

DESCARGAR GUÍA: CÓMO ADAPTAR UN ESPACIO DE TRABAJO ANTE EL COVID-19

El panorama actual nos pinta un escenario donde la prioridad ha de ser la seguridad y la salud de las personas. Por ello en Actiu hemos desarrollado esta guía de recomendaciones que te ayudarán a adaptar tus espacios a la "nueva normalidad".

 

Si antes de la crisis la tendencia era reducir los espacios de trabajo individual a su mínima expresión y sustituir el archivo personal por taquillas comunitarias, por ejemplo, ahora lo recomendable será limitar muy bien cada espacio individual, dándole a cada persona un área de 22 metros cuadrados frente a los 11 metros cuadrados recomendados hasta ahora, equipando cada puesto con soluciones de almacenaje personales, como los armarios modulares, los bucks móviles o módulos On Time. También se recomienda utilizar bancadas o mesas comunitarias del estilo de Vital Plus o Prisma como puestos aislados de trabajo individuales que permitan el distanciamiento mínimo necesario.

Además, para garantizar la separación física con los compañeros, pueden situarse barreras físicas de seguridad tanto frontales como laterales entre los puestos.

El objetivo es reducir la densidad y para ello habrá que plantearse también medidas como el fomento del teletrabajo, los turnos de trabajo por equipos o la incorporación escalonada de empleados.

Evitar en la medida de lo posible los desplazamientos por el espacio de trabajo es otro aspecto a tener en cuenta y eso incluye situar cerca de cada puesto operativo los elementos que vaya a necesitar cada trabajador a lo largo de su jornada, como puntos de higiene.

Pero el trabajo individual es sólo una parte de una jornada laboral bien aprovechada y basada en la metodología Cool Working. Esos lugares de concentración se completan con otros espacios pensados para fomentar la colaboración. Se trata de zonas de reuniones, tanto abiertas como cerradas, y de esos pequeños puntos repartidos por todo el espacio que fomentan momentos de encuentro y debate entre compañeros. Resulta interesante escoger opciones móviles, apilables en el caso de las sillas y abatibles en las mesas, de manera que el espacio pueda reconfigurarse atendiendo a las necesidades que vayan surgiendo.

Aunque seguirán existiendo estos espacios y las piezas de mobiliario asociadas a ellos, sí va a cambiar la forma de usarlos y de interactuar con ellos. Es importante que se genere una conciencia acerca del buen uso de estos espacios comunes, que se reduzca el tiempo de utilización y que se opte por salas abiertas, reduciendo la densidad y empleando la tecnología y las pantallas para minimizar la presencia de gente en las reuniones. Para ello, se puede permitir la asistencia telemática desde casa o desde otro punto de la oficina.

El objetivo es seguir siendo un equipo, a pesar de las  barreras o distancia, mediante el rediseño de un entorno de trabajo adaptado a las nuevas condiciones sanitarias pero sin renunciar a la productividad y eficacia necesarias para superar esta situación.

Mientras tanto en Actiu.com...

Contactar

Por favor seleccione una categoría para su solicitud

¿En qué podemos ayudarte?
Home Actualidad Cool Working 2.0: cómo adaptar los espacios de trabajo ante ...