La salud (o lo que es lo mismo, una silla ergonómica certificada) como herramienta necesaria para teletrabajar

La salud (o lo que es lo mismo, una silla ergonómica certificada) como herramienta necesaria para teletrabajar

Enero 2021 | Actualidad

¿Cuántas personas, durante el confinamiento, han sufrido dolores de espalda y no lo han comunicado durante la pandemia? Posiblemente esas cifras nunca se traduzcan en una estadística fiable, pero sus consecuencias según David Blay, periodista y conferenciante sobre teletrabajo, serán visibles a medio y largo plazo con bajas por problemas musculoesqueléticos una vez las situaciones se normalicen.

En este sentido, estas son sus reflexiones respecto a los costes de las herramientas para teletrabajar.

En relación a la Ley del Teletrabajo, entre los gastos previstos para ser financiados por los empleadores se incluyen la luz, internet o incluso equipos informáticos, pero nada relacionado con un mobiliario adecuado, aspecto que precisamente repercute en dichos riesgos.

En este sentido sería conveniente analizar el coste (aunque sería más adecuado considerarlo inversión) que supone lo que se podría denominar ‘Pack básico del teletrabajo’, uniendo necesidades físicas y técnicas, una vez la mayoría de la población ya es consciente de las necesidades básicas para ejercer su labor de manera remota.

  • Wifi: supone un desembolso medio para cualquier bolsillo de 53 euros al mes para un total de 636 euros al año.
  • Tarifas telefónicas: su importe medio se establece en 27’53 euros al mes para un total anual de 330’38 anuales, aunque el anuncio de la llegada del 5G supone una posibilidad real de incremento a causa de las enormes inversiones que deberán acometer las compañías.
  • Ordenador (sea de mesa o portátil): implica asimismo un pago elevado. Puesto que, aun con la mejora de los servicios en la nube y el aumento de la educación digital de los ciudadanos, un básico con disco duro SSD y un mínimo de 8GB de RAM oscila entre los 400 y los 700 euros.

Curiosamente, por debajo de todos esos precios se encuentra una buena selección de sillas operativas de Actiu, con una diferencia inmensa respecto a ellos: su adquisición y uso permite, con una postura correcta, teletrabajar durante largos períodos de tiempo. Sin embargo, aun disponiendo de todo lo anterior, si la salud no es propicia ni siquiera en casa se podría desempeñar eficientemente el teletrabajo.

Sillas operativas y certificadas posibilitan llevar distintas soluciones profesionales al hogar, pero que de no estar presentes en el espacio laboral puede impedir que el trabajo a distancia se cumpla en las mejores condiciones.

Mientras algunos colectivos luchan porque mejoren los derechos de las personas que van a trabajar de modo semipresencial o directamente remoto, quizá se debería replantear cuál debería ser la primera inversión. Entre otras cosas, porque la salud depende de ello. Y solo teniéndola posibilitará seguir activos en el mercado. Al menos, a pleno rendimiento.

¿Más información?

Recibe en tu email toda la actualidad, eventos, novedades, ofertas, concursos, premios, diseñadores,...

Mientras tanto en Actiu.com...

Contactar

Por favor seleccione una categoría para su solicitud

¿En qué podemos ayudarte?
Home Actualidad La salud (o lo que es lo mismo, una silla ergonómica certif ...