El ‘abecé’ del trabajo a distancia: conectividad, concentración y salud

El ‘abecé’ del trabajo a distancia: conectividad, concentración y salud

Septiembre 2020 | Actualidad

Arranca septiembre y la vuelta al trabajo es inminente. Tras medio año conviviendo con la Covid-19, las empresas se han ido adaptando a esta nueva normalidad y la forma de trabajar ha dado un giro de 180 grados: el trabajo en remoto se afianza como opción complementaria al trabajo presencial. Pero no de cualquier manera. Debe cumplir, sobre todo, tres premisas: permitir la conexión con el equipo, que se desarrolle en un lugar lo bastante aislado para garantizar la concentración y que el mobiliario y el espacio garanticen la salud de las personas.

Con esta nueva opción de trabajar desde casa ya instaurada en nuestras vidas, se han descubierto las grandes ventajas que aporta. Uno de los principales beneficios es la flexibilidad que presenta en todos los aspectos del día a día. De hecho, esta flexibilidad permite instalar el área de trabajo en espacios satélites como hoteles, cafeterías o aeropuertos.

Aun así, el caso del Home Office es la opción más común entre los trabajadores. Lo más importante en la creación de una oficina en casa es organizar la estancia de manera que se diferencie a la perfección el espacio de trabajo del resto del hogar. Para ello es necesario habilitar un puesto fijo y disponer de una buena conexión a Internet, un ordenador, una silla ergonómica que cuide de la salud mientras se trabaja, un escritorio y algún espacio de archivo donde ordenar los objetos y papeles de trabajo.

La elección del mobiliario es primordial para crear un espacio funcional, cómodo y que promueva la eficiencia. Según la directora de Innovación del Instituto de Biomecánica de València (IBV), Rosa Porcar, el Home Office como espacio de trabajo habitual, tiene que cumplir con todos los requisitos e implicaciones de riesgos laborales.  De hecho, ese mobiliario influye directamente en la salud del trabajador.

La salud del empleado es lo primero, por eso, Actiu ofrece una selección de mobiliario de oficina capaz de cubrir las necesidades de cualquier usuario, sin descuidar su bienestar, su salud y, sobre todo, su operatividad. Proponemos distintos estilos para que, además de cuidar la salud del usuario, se adapten al interiorismo del hogar.

Si se opta por una de las corrientes de diseño más contemporánea, el estilo nórdico, con espacios diáfanos de colores fríos como el blanco o el gris, la elección perfecta serán las sillas operativas Stay y Efit con la mesa Prisma. Estos tres productos aportan un elevado nivel de confort. El armario auxiliar Prisma es el complemento que permite al espacio cumplir con todas las necesidades del usuario.

En el caso de que las preferencias sean de estilo minimalista, la silla Noom junto a la mesa Longo crearán un espacio simple y sereno que se mimetiza con el resto de ambientes del hogar. Ambos productos combinados con el armario auxiliar Longo en blanco, cumplirán a la perfección con la característica que define a este estilo, ‘menos es más’, generando así un espacio multitarea según la hora y necesidades del día a día.

Por su parte, la mesa de oficina elevable Mobility, que mejora la capacidad de concentración y productividad, acompañada de la TNK Flex de tonos grises y un armario auxiliar Longo en negro, es la opción perfecta para un Home Office de estilo Industrial. Mientras que para una estancia de estilo moderno y sencillo se puede optar por la mesa Vital Pro y la silla Trim combinados con el armario Cubic.

La clave para un espacio de trabajo cuyo interiorismo es de estilo mediterráneo es la luz y los materiales naturales. Para evocar esta calidez del sol, el mobiliario puede apostar por los colores como blanco o crema. La mesa Prisma o la mesa Talent se adaptan a esta corriente, del mismo modo que la silla operativa Stay sería perfecta gracias a su gama de colores, tonos que representan este estilo: marrón, naranja o azul.

Pero el mundo avanza y el Home Office no es la única solución para el trabajo en remoto. Las nuevas tecnologías permiten trabajar desde cualquier lugar en cualquier momento. Espacios como hoteles, cafeterías y coworkings son igual de funcionales que la oficina en casa y permiten una mayor conciliación entre la vida laboral y el ocio o tiempo libre.

Los lobbys de hoteles, cafeterías o incluso salas de aeropuertos son espacios que se han adaptado a la perfección al trabajo a distancia. Los factores principales que se deben buscar en estos lugares son una conexión a internet de calidad, tomas de corriente por toda la estancia y, lo más importante, mobiliario ergonómico para comodidad del usuario. Además, en la actualidad, hay que asegurarse de que cumplen con todas las medidas de seguridad e higiene.

Otra opción para trabajar a distancia son los coworking, muy de moda en los últimos años. La clave principal para escoger el coworking adecuado es asegurarse de elegir el sitio que permita desarrollar mejor la productividad. Además, el espacio coworking permite conocer personas ligadas al entorno o sector de trabajo por lo que es un buen lugar para el networking y las sinergias positivas, respetando siempre las medidas de seguridad.

El trabajo en remoto es presente y es futuro, por lo que todos esos lugares susceptibles de albergar espacios de trabajo deben optimizarse apostando por mobiliario de oficina de calidad y creando espacios productivos y seguros.

¿Más información?

Recibe en tu email toda la actualidad, eventos, novedades, ofertas, concursos, premios, diseñadores,...

Mientras tanto en Actiu.com...

Contactar

Por favor seleccione una categoría para su solicitud

¿En qué podemos ayudarte?
Home Actualidad El ‘abecé’ del trabajo a distancia: conectividad, conce ...