¿De qué sirve cambiar los muebles de la oficina?

Marzo 2019 | Actualidad

La sociedad cambia a un ritmo vertiginoso. Los servicios evolucionan, las tecnologías cambian los hábitos de vida, el mercado laboral es cada vez más competitivo. Y las personas necesitan sentirse bien para trabajar eficientemente. Las empresas que no se están adaptando a las nuevas necesidades de sus equipos, aquellas que emplean mobiliario inadecuado, que puede ser causante de bajas laborales, que disponen de espacios ruidosos, con mala iluminación o mal organizados, tienen los días contados en esta revolución.

Motivar a la gente a innovar, a cambiar, a ser creativos y ser capaces de integrar esa evolución el entorno de trabajo precisa de una transformación integral cuya herramienta más potente es el mueble. El mueble sirve para cambiar el diseño del espacio y, con él, las rutinas de trabajo que ayudan a una empresa a adentrarse en el siglo XXI, promoviendo la colaboración, la comunicación y el aprendizaje a partir del mobiliario y de su distribución.

Ese diseño y ese mobiliario debe orientarse siempre a crear espacios funcionales. Espacios que permitan a cada persona desarrollar su trabajo diario de la manera más práctica y cómoda posible. Pero también es crucial que los puestos de trabajo puedan integrarse en espacios de comunicación y colaboración que fomenten el trabajo en equipo.

El mobiliario debe ser confortable y ergonómicamente eficiente: que cada persona pueda ajustar su puesto de trabajo a su cuerpo y así evitar dolores y lesiones. Otras cuestiones como la iluminación, el orden, la limpieza visual y los espacios de almacenamiento son claves para conseguir un espacio propio de calidad.

La silla Trim nace precisamente para cuidar de las personas y de su bienestar, con un respaldo de altas prestaciones que cuida de la espalda y de la comodidad del cuerpo.

También debe tenerse en cuenta que no desempeñamos las mismas tareas durante todo el día. Pasamos de reuniones, a llamadas de teléfono, momentos de lectura, de redacción de textos, etcétera… Es importante estudiar los flujos de trabajo y crear espacios que consigan que las personas se sientan mejor y sean más productivas. El mobiliario debe responder a esa diversidad, combinando espacios que potencien la concentración con áreas más abiertas que favorezcan el intercambio de ideas y el trabajo en equipo.

De hecho, las nuevas tendencias de oficinas abiertas y accesibles necesitan del mueble como herramienta que viste y diseña los espacios. Dividen departamentos, zonas direccionales y espacios de reunión y encuentro. Y con este nuevo rol, las personas se sienten más libres de hacer distintas acciones en su día a día.

Las mesas Twist, en su amplitud de opciones, buscan dar respuesta a esa diversidad con modelos que permiten crear puestos operativos individuales, optimizando el cableado, mesas conectadas y mesas para videoconferencias que favorecen el trabajo en equipo y la visualización de la pantalla.

También las cocinas y comedores se están convirtiendo en espacios polivalentes en los que, además de descansar, se puede crear un aula multiusos de formación. Y eso se consigue con muebles versátiles y funcionales que permiten crear soluciones variadas y aprovechar hasta el último metro cuadrado de las instalaciones.

Las mesas Talent, fácilmente apilables, abatibles y elevables, se instalan rápidamente, se ajustan a diversos usos y ocupan poco espacio de almacenamiento. Esa funcionalidad y facilidad de uso permite dar respuesta espacios de formación en el espacio de trabajo.

En la misma línea, la silla para colectividades Wing destaca por su ergonomía, su diseño -premiado con los Red Dot Design Award e IF Award - y su capacidad para resultar funcional en cualquier entorno. Creada a partir de propileno con fibra de vidrio, es 100% reciclable y muy perdurable.

El mobiliario consigue integrar a los colaboradores. Las empresas, cada día más, se apoyan de personas externas que aportan su conocimiento en áreas muy variadas. Es fundamental disponer de espacios de trabajo para estos colaboradores, que se sentirán más cerca de la empresa y podrán implicarse aún más en el proyecto.

Porque otra de las cosas que está cambiando es el propio cuestionamiento del liderazgo tradicional. Las corrientes más modernas de recursos humanos alaban un paradigma que pasa por la cercanía con el equipo, el compromiso y la integridad. Las decisiones son colectivas y no sólo individuales, y el conocimiento no sale de un solo individuo, sino de una comunidad. Para ello, debemos estar cerca, comunicar, debatir y compartir ideas que surgen de un colectivo implicado.

Por último, el valor añadido del mobiliario y de un espacio bien diseñado es una herramienta clave en la captación de talento. Es un contexto en el que el salario se conjuga con otros muchos factores decisivos, las personas miran por otros intangibles que les hagan sentirse bien cada día, y es ahí donde el mueble también tiene mucho que aportar.

¿Más información?

Recibe en tu email toda la actualidad, eventos, novedades, ofertas, concursos, premios, diseñadores,...

Mientras tanto en Actiu.com...

Home Actualidad ¿De qué sirve cambiar los muebles de la oficina?