Territorio, tradición y especialización productiva al servicio de la innovación

Territorio, tradición y especialización productiva al servicio de la innovación

Mayo 2018 | Actualidad

Cuando tanto se habla en los últimos tiempos sobre las claves para emprender con éxito, o de la innovación como uno de los elementos fundamentales en cualquier negocio para mantener una capacidad diferencial en los mercados, una pequeña región del interior de la provincia de Alicante conocida popularmente como el Valle del Juguete, por su tradición industrial en este sector, y oficialmente como la Foia de Castalla, ha mostrado cómo un territorio puede diseñar con éxito su propio desarrollo a través de la implicación directa de todos los agentes sociales y económicos que lo componen.

La superficie industrial en el territorio de la Foia de Castalla ocupa más de 5 millones de metros cuadrados, repartidos en los distintos polígonos industriales de los cuatro municipios que componen la comarca: Ibi, Castalla, Onil y Tibi. Las ventajas competitivas de la Foia de Castalla se derivan de su capacidad de adaptación, su estructura de pymes, su conocimiento especializado y su saber-hacer productivo, que le proporcionan una polivalencia industrial, según señala el estudio dirigido por la profesora María Dolores Pitarch, de la Universidad de Valencia.

 Foia de Castalla

Foia de Castalla

Esta versatilidad procede de la potenciación de sectores que antes cumplían funciones auxiliares en sus respectivos sistemas de producción local (caucho y plástico, productos metálicos) y que han pasado a convertirse en actividades básicas ligadas a cadenas de valor.

La oferta de productos y de procesos industriales se ha ampliado a diferentes sectores productivos al disponer de tecnología y cualificaciones adecuadas para hacerlo. Esta diversificación industrial está permitiendo abordar el desarrollo de nuevas propuestas con mayor valor añadido, con más rigor técnico, y que pueden ser utilizadas en sectores como construcción, embalaje, automóvil, mueble y otros emergentes como la robótica o la aeronáutica, indican en su investigación sobre la industrialización de la zona, Josep Antoni Ybarra y María Jesús Santa María Beneyto.

En este escenario, la cualificación del capital humano, tanto en conocimiento como en competencias, es una de las demandas de la industria a las políticas públicas, ya que se considera un elemento primordial para el crecimiento y la innovación. Esto incluye tanto una Formación Profesional de calidad, adaptada a la realidad de las organizaciones y que se lleva a cabo a través del apoyo a diferentes institutos con Ciclos Formativos de carácter industrial de la zona, como por la potenciación de actividades e investigaciones conjuntas entre universidad (Campus de Alcoy de la UPV, la Universidad de Alicante y la Universidad Miguel Hernández) y empresa.

La colaboración de los centros de formación y las instituciones han contribuido en el desarrollo industrial de la Foia apoyándose en la creación de diversos instrumentos de apoyo a la industria, formada principalmente por una red de Institutos Tecnológicos sectoriales (AITEX y AIJU) y por una batería de programas de ayudas a las empresas a través de acciones de modernización, innovación tecnológica o formación. Uno de los programas desarrollados recientemente y que ha supuesto un importante impulso ha sido Castalla Emprende, una apuesta por el emprendimiento, la innovación y el crecimiento empresarial del territorio, organizado conjuntamente entre el Ayuntamiento y la Universidad Miguel Hernández de Elche y que, entre otras actividades, ha ofrecido un homenaje a Vicent Berbegal, de Actiu, por sus 50 años de trayectoria empresarial.

Según apunta Berbegal en este sentido, “la formación debe ocupar un papel central en la estrategia de emprendimiento. Es fundamental la potenciación de estudios técnicos profesionales y universitarios que, además, puedan estar ligados al aprendizaje de otras capacidades igualmente necesarias, como el liderazgo, la colaboración o la creatividad”.

Gala Castalla Emprende

Homenaje a Vicent Berbegal

Ver vídeo

La comarca ha sabido encontrar la fórmula para potenciar su territorio combinando una imagen de industria avanzada, cualificación especializada, calidad e innovación que ha contribuido a posicionarla en el competitivo mapa del mercado nacional e internacional, atrayendo inversiones, creando empleo y mejorando la calidad de vida de los ciudadanos del área. Un camino iniciado por un grupo de empresarios de primera generación, allá por los años 70, muchos de ellos jugueteros, que supieron arriesgar, innovar y tener la visión de futuro suficientemente amplia para construir las bases para los que hoy recogen el testigo emprendedor. 

¿Más información?

Recibe en tu email toda la actualidad, eventos, novedades, ofertas, concursos, premios, diseñadores,...

Mientras tanto en Actiu.com...

Home Actualidad Territorio, tradición y especialización productiva al serv ...