Actiu WELL Platino: cuando ir a trabajar es sinónimo de bienestar

Octubre 2019 | Actualidad

Amplios espacios ajardinados conducen hasta uno de los aparcamientos rodeado por varios olivos centenarios. Mientras caminas hacia el edificio corporativo, una familia de patos realiza su paseo matutino hacia el estanque. En el trayecto, vas encontrando varios empleados que llegan desde el gimnasio y se dirigen hacia sus puestos de trabajo, preparados para empezar la jornada, tras hacer un rato de ejercicio dirigidos por un entrenador. Una vez dentro, luz, mucha luz, más zonas verdes, esta vez de interior que transmiten frescura y paz. Espacios de encuentro informales y agradables, con grandes fuentes de fruta fresca, que se combinan con zonas de trabajo diseñadas para favorecer la ergonomía y la comunicación.

Así experimenta un visitante la llegada al Parque Tecnológico Actiu, cuya sede corporativa se ha convertido en el quinto complejo del mundo en recibir el certificado Well v2 y el primer edificio industrial en el mundo en sumar las dos certificaciones, Leed y Well Platino, acreditando así la sede como un espacio saludable que vela por el bienestar de las personas.

Aplicar los principios de la Certificación WELL en el Parque Tecnológico ha supuesto un ejercicio de reflexión y cambio que se ha traducido en mejoras y rediseño de los espacios y rutinas de trabajo. Esta experiencia ha aportado a Actiu un conocimiento y un bagaje que le permite trabajar los proyectos de interiorismo y equipamiento que abordan para sus clientes desde la base de estos mismos valores y principios que promueve WELL.  

La filosofía de Actiu se basa, ya desde los inicios de la compañía, en el diseño y equipamiento de espacios de trabajo responsables con el medio ambiente, sostenibles y saludables. Este compromiso queda plasmado en sus propias instalaciones. El Parque Tecnológico Actiu fue construido en 2008 siguiendo los estándares más avanzados del mercado y reconocido como LEED Oro en 2011 y LEED Platino en 2017, certificación que concede el USGBC US Green Building Council y que garantiza que la sede cumple con sobresaliente con las exigencias de arquitectura sostenible y eficiencia energética.

“En Actiu ya teníamos mucho trabajo adelantado por todos los principios de sostenibilidad que ya se aplicaron en la construcción de su Parque Tecnológico de Castalla, que le valió la certificación LEED Platinum. No había duda de que el contenedor era muy eficiente pero nos faltaba aportar una mayor bienestar para las personas en el contenido, es decir, en el interior del edificio. Queríamos configurar un espacio más eficiente, más amable y más colaborativo. Éste es un hito muy importante para la empresa”, señala el responsable de bienestar corporativo en Actiu, Pablo Amorós, acreditado oficialmente por esta certificación como WELL AP.

Con WELL, Actiu da un paso más y se centra en el interior de sus instalaciones, en aspectos vinculados con la salud y el bienestar de las personas que trabajan en ese espacio, y que abarcan desde las condiciones de la iluminación, la temperatura ambiente, calidad del aire, la alimentación, la accesibilidad a puntos de agua para beber, e incluso estado de ánimo de los empleados, en línea con la filosofía Cool Working® de la marca.

“Invertir en salud y en bienestar es invertir en vida. Las empresas necesitan ese dinamismo y ese valor  humano. Y eso se consigue cuidando y estimulando a las personas a través del espacio. La Certificación WELL tiene en cuenta el bienestar físico pero también el emocional. Y todo lo que tenga que ver con el corazón y con los sentidos es vida. Vida para los empleados y también para las empresas”, explica Soledat Berbegal, Consejera y directora de reputación de marca en Actiu.

La compañía ha llevado a cabo una serie de modificaciones que han incluido, entre otras, situar puntos de agua potable a menos de 30 metros de cualquier zona de trabajo, implantar medidas de promoción del deporte, con la presencia de entrenadores deportivos y el acondicionamiento de un gimnasio. Además, se han incorporado máquinas expendedoras de alimentos saludables y se han adecuado los sensores y la metodología aplicada para medir la calidad del aire y del agua, de acuerdo con los parámetros que establece WELL.

Los puestos operativos se han actualizado con los nuevos programas de mobiliario a, más dinámicos, que facilitan la colaboración y la comunicación, además de la comodidad. El movimiento es clave para el bienestar, poder cambiar cómodamente de postura a lo largo del día mejora las condiciones físicas de la persona. De ahí que cada vez se esté implantando más la posibilidad de alternar el trabajo sentado y de pie. Una filosofía de la que parten modelos como Talent, Power y Mobility.

Los jardines interiores se han reforzado con “corners verdes” con vegetación y se han aprovechado las cristaleras para maximizar el uso de la luz natural y tener mayores vistas al exterior. Esa vinculación con la naturaleza se ve reflejada en nuevos percheros en forma de árbol, en los listones de madera que visten las estanterías abiertas y en la creación de una terraza, un espacio exterior a disposición de empleados y visitantes.

Los datos demuestran que un espacio diseñado bajo los parámetros de la Certificación WELL mejora en un 20% la salud de sus ocupantes, son un 86% más creativos y un 30% más productivos, que además funciona como un incentivo en la captación y fidelización del talento, parece que todo indica que la inversión en el bienestar de las personas vale la pena

¿Más información?

Recibe en tu email toda la actualidad, eventos, novedades, ofertas, concursos, premios, diseñadores,...

Mientras tanto en Actiu.com...

Contactar

Por favor seleccione una categoría para su solicitud

¿En qué podemos ayudarte?

¿Dónde comprar?

Home Actualidad Actiu WELL Platino: cuando ir a trabajar es sinónimo de bie ...