Espacios de trabajo para las generaciones futuras

Espacios de trabajo para las generaciones futuras

Febrero 2019 | Actualidad

A lo largo del tiempo, el diseño y la planificación de espacios de trabajo han sufrido diversos cambios, no solamente por la necesidad de renovar el mobiliario de oficina y la decoración, sino también por la propia transformación generacional y cultural que se produce dentro de las organizaciones.

Actualmente, dentro del mercado laboral se está generando un nuevo paradigma, liderado por los renombrados Millenials (nacidos entre 1980-1995) y respaldado por la Generación Z (nacidos entre 1995 hasta mediados de la primera década del 2000), ambas generaciones constituirán más del 50% de la fuerza de trabajo en 2020.  Esto va a provocar grandes cambios a tener en cuenta a la hora de diseñar nuestros espacios de trabajo; cambios que tendrán como objetivo atraer y fidelizar al talento futuro, ofreciéndoles a sus protagonistas una oficina que mejore su bienestar e incremente su productividad.

Estas nuevas generaciones comparten un valor que consideran vital a la hora de trabajar en una empresa, la flexibilidad; es decir, quieren tener libertad para poder decidir cuándo y dónde trabajar.

Respecto al “cuándo”, poco podrá hacer el diseño en este aspecto, dependerá directamente de la política de flexibilidad horaria de cada empresa. Ahora, si hablamos de “dónde”, ahí sí que se puede cambiar más allá del teletrabajo, a partir de una propuesta de diseño que lo considere un valor añadido.

Hasta hace poco, estábamos acostumbrados a trabajar en un puesto de trabajo fijo y asignado, daba igual que la tarea requiriera poder concentrarse o inspirarse, el lugar era el mismo. La razón de esto no era otra que la carencia de movilidad de la tecnología.

En la actualidad, esta limitación se ha solventado con el uso de portátiles, teléfonos móviles, documentos en la nube y demás tecnologías, que han permitido a los empleados ganar movilidad y compartir información con la organización desde cualquier sitio. Este nuevo paradigma hace que los futuros trabajadores requieran de la posibilidad de elegir y cambiar de puesto de trabajo según sus necesidades y se debe contar con ello a la hora de planificar el espacio.

Ya no se habla de diseñar una oficina simplemente en términos de número de puestos de trabajo y salas de reuniones, sino que ahora se requiere una oferta de distintas zonas que den cobertura a todas estas nuevas necesidades y que apuesten por el bienestar de las personas, de manera que exista una diferencia y un valor añadido en la captación de talento.

Los nuevos entornos de trabajo pasan por la disposición de cinco  estilos fundamentales según la metodología Cool Working® de Actiu:

  • Concentración.
  • Colaboración. 
  • Socialización.
  • Aprendizaje.
  • Confidencialidad.

Además de disponer de estas nuevas zonas de  libre y flexible disposición por parte de los empleados, es importante que estén bien acondicionadas, con aspectos que influyen directamente en la percepción y bienestar. Por ello, las nuevas tendencias pasan por cuestiones tan concretas como:

  • Biofilia. Un entorno con decoración natural, plantas y jardines verticales que permite evadirse del estrés diario, que logra mejorar la creatividad y bienestar e incluso la implicación personal, cuidando de un ser vivo y mirando por él.
  • Tribalismo. Para enfatizar la sensación de formar parte de una comunidad, los espacios deben reflejar la singularidad y la esencia de la empresa para reforzar ese sentimiento de pertenencia a través de diseños visuales creativos que sean diferentes.
  • Tecnología. No hablamos de la tecnología en sí, hablamos de espacios adaptados a la movilidad, enchufes, buena conectividad wifi, pantallas que permitan conectar el ordenador, etc. En definitiva, que los espacios faciliten el uso de la tecnología en todas sus zonas.
  • Sostenibilidad. La concienciación medioambiental es cada vez mayor y, por tanto, se valora que la empresa tenga en cuenta estos aspectos que ayudan a proteger el entorno.  Esto se apoya con una cultura de cero residuos, sin deshechos de papel y la domotización para reducir gastos innecesarios, entre otros aspectos.
  • Confort. Puesto que se desea que las personas trabajen a lo largo de la jornada en distintos espacios, es imprescindible que éstos estén acondicionados y cómodos para trabajar, con lugares específicos de distensión que puedan hacerles sentir como en casa.

El diseño de oficinas está en constante evolución, y se adapta de manera continua a las generaciones futuras, apostando por nuevas estrategias que sean capaces de captar el talento y generar lugares donde apetece trabajar, potenciando la productividad y el bienestar.

¿Más información?

Recibe en tu email toda la actualidad, eventos, novedades, ofertas, concursos, premios, diseñadores,...

Mientras tanto en Actiu.com...

Home Actualidad Espacios de trabajo para las generaciones futuras